• Bienvenidos a nuestro espacio de noticias aqui encontraras todas las noticias mas actuales
    de interes general, politica, actualidad mundial y todas las noticias mas recientes.
    Seguinos en Facebook

    La deuda del diario La Nación con la AFIP equivale a la construcción de unas 33 escuelas técnicas

    LA AFA DENUNCIO DEUDAS DE CLUBES PARA TERMINAR CON “FUTBOL PARA TODOS”, EL DIARIO LA NACION DEBIA $ 330 MILLONES, CLARIN AL FISCO $ 250 MILLONES, MACRI $ UN MIL MILLONES.
    La Administración Federal de Ingresos Públicos informó las denuncias penales que radicó contra la Asociación del Fútbol Argentino. La AFIP al Correo Argentino de Macri $ 528 millones por aprovechamiento indebido de la rebaja de aportes patronales de Cavallo. En total Macri le estaba debiendo 1000 millones al Estado. El diario La Nación al fisco $ 330 millones desde hace 13 años

    La AFIP denunció una evasión millonaria de los clubes de fútbol argentino

    La Administración Federal de Ingresos Públicos informó hoy las históricas denuncias penales que radicó contra la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y nueve clubes de Primera División por retenciones sobre Ganancias no ingresadas, al tiempo que detalló que el fútbol argentino le debe al Estado por la evasión de aportes a la Seguridad Social por más de 1.300 millones de pesos desde 2003 a la actualidad.

    La AFA, Racing Club, Estudiantes de La Plata, Atlético de Rafaela, Independiente, Gimnasia y Esgrima La Plata, Unión de Santa Fe, Olimpo de Bahía Blanca, San Lorenzo y Colón de Santa evadieron casi 120 millones de pesos y fueron denunciados penalmente por la AFIP.

    El titular de la entidad, Alberto Abad, dio a conocer estos casos junto a un informe de desfinanciamiento de la Seguridad Social que provocó el fútbol argentino entre el 2003 y agosto de este año.

    Según el informe que presentó Abad, entre 2003 y 2015 los clubes deberían haber pagado 962.724.695 pesos en impuestos y que solo en 2016 la cifra llegó a 384.020.399 pesos. En total, la deuda del fútbol argentino con el fisco se calcula en 1.346.745.094 pesos.

    En tanto, por la deuda de Ganancias, la AFIP denunció a los presidentes, vicepresidentes primero y segundo, secretario general y tesoreros de AFA y los nueve clubes de Primera División implicados.

    Por la AFA fueron denunciados Luis Segura, Miguel Silva y Eduardo Spinosa; en Racing, el actual presidente Víctor Blanco; en Estudiantes, el ex mandatario Enrique Lombardi; en Independiente, el también ex presidente Javier Cantero; en San Lorenzo, Rafael Savino, quien estuvo entre 2004 y 2010; en Olimpo, el actual titular, Alfredo Dagna; en Unión, el titular vigente, Luis Spahn; en Gimnasia, Daniel Onofri; en tanto que en el caso de Atlético de Rafaela no fue informado el período ni los responsables.

    La entidad rectora del fútbol argentino encabeza la lista con una deuda de 55.866.217 de pesos y la cierra Colón con 287.554. Racing evadió 17.1448.907, mientras que su vecino de Avellaneda, Independiente, no pagó 9.172.822. San Lorenzo es, junto a Colón, uno de los de menor deuda con 355.683.

    Según lo informado por el responsable de la Dirección de Fiscalización Grandes Contribuyentes Nacionales, Juan Carlos Santos, actualmente hay sólo cinco clubes que no le deben a AFIP pero por “el secreto fiscal” no pueden ser mencionados.
    Por el mismo motivo, AFIP documentó que en la actualidad existe una deuda tributaria “líquida y exigible” de 137.628.911 pesos.

    En ese grupo están implicados AFA, San Lorenzo, Estudiantes de La Plata, Independiente, Racing, Rosario Central, Tigre, Huracán, Gimnasia y Esgrima La Plata y River Plate.

    A su vez, la AFIP anticipó que existen en “análisis” diez casos más de clubes evasores por “aproximadamente 100 millones de pesos”.

    El otro anuncio que realizó la AFIP con el “apoyo” de Fernando De Andreis, secretario general de Presidencia, fue la deuda que el fútbol argentino mantiene por evasión fiscal de los aprotes de Seguridad Social de más de 1.300 millones de pesos desde 2003 a la fecha.

    Según la documentación que presentó este mediodía la AFIP en una conferencia de prensa celebrada en salón Tacchi, los clubes que más deberían haber pagado son River Plate, Boca Juniors y Vélez Sarsfield.

    El club de Núñez lidera la lista con 166.472.680 pesos, lo sigue el de La Ribera con 143.752.720 y el podio lo cierra el de Liniers con 79.735.577. Los otros clubes refereanciados fueron San Lorenzo, Estudiantes de La Plata, Independiente, Lanús, Racing Club, Rosario Central y Gimnasia y Esgrima La Plata.

    Esos montos surgen de un cálculo que realizó la entidad fiscal en base a la “alícuota diferencial” que pagan los clubes de Primera División, Nacional B y Primera B sobre la base imponible de ventas de entradas, transmisión televisiva y transferencia de jugadores.

    Ante este panorama, la AFIP planteó como posibilidad para corregir esta situación el aumento de la alícuota y la ampliación de la base imponible pero sin precisar cuando se pondría en marcha el cambio.

    En el caso de la alícuota, si la AFIP detalló que si pretende recuperar el dinero en 3 años debería subirse al 29%, en 5 años al 23%, en 7 años al 21.5% y en 20 años al 10%.

    Y en cuanto a la base imponible se podría incorporar los abonos de los socios, los partidos del seleccionado, la publicidad y el esponsoreo y la revisión de los beneficiarios dado que la AFIP sospecha que muchas “actividades no relacionadas con el fútbol” también se amparan en decreto 1212.

    “No sé cómo harán la AFA o los clubes (para devolver el dinero). El fútbol es una actividad profesional que maneja cifras millonarias. Hay dirigentes que no asumen la responsabilidad pero gozan de los beneficios. Definitivamente algo no funciona”, aseguró Abad en la conferencia de prensa.

    Por su parte, De Andreis, con duras críticas al fútbol argentino, calificó como “triste y desastrosa” la situación actual de los clubes y expresó que se debe crear un “sistema más justo”.

    Para acceder al cable de la noticia, ingresar a https://cablera.telam.com.ar/cable/408273
    La deuda del diario La Nación con la AFIP equivale a la construcción de unas 33 escuelas técnicas

    EL DIARIO LA NACION DEBE $ 330 MILLONES AL FISCO DESDE HACE 10 AÑOS (HOY 13)
    Telam
    12/12/2013

    Cerca del cierre del año 2013, el diario La Nación aún se sujeta a la medida cautelar que, desde hace ya una década, le permite mantener una abultada deuda impositiva con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) por 330 millones de pesos.

    A pesar de este usufructo conseguido en el marco de una cautelar, el diario fundado por Bartolomé Mitre ensaya habitualmente en sus páginas informes acerca de las carencias que advierten sus analistas en lo que hace a inversión en redes viales, sistema de salud o educativo por parte del gobierno nacional.

    En ese marco, y si se tomara sólo el aspecto educativo, en uno de sus últimos actos públicos antes de su reposo médico, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró el 27 de septiembre pasado en la localidad bonaerense de Vedia el edificio de la ENET N°1, Bernardo Houssei”: en esa oportunidad, la inversión de Nación alcanzó los 10 millones de pesos.

    También ese día, la mandataria puso en marcha una obra vial: La nueva Avenida de Circunvalación de la ciudad de Balcarce, que contó con 6,5 kilómetros de extensión y demandó inversión nacional de 30 millones.

    En definitiva, sólo estas dos importantes obras tomadas al azar, significaron una inversión de 40 millones de pesos, lo que deja en claro el impacto que, para esa mayor obra pública que reclaman desde el diario La Nación, podrían significar los 330 millones que adeudan al fisco argentino.

    Siguiendo bajo ese esquema, con el solo pago de esa deuda, Nación podría construir 33 nuevas escuelas técnicas como la última inaugurada en Vedia.

    Lo cierto es que el centenario matutino sigue aferrado a la cautelar interpuesta en la Justicia en 2003, ratificada por la Suprema Corte en 2009 pero que todavía no se expidió en forma definitiva, aunque en 2010, la Procuración General de la Nación sostuvo que ese recurso extraordinario fue incorrecto.

    En la actualidad, la compañía y la AFIP concretaron recientemente la segunda conciliación con los miembros de la Corte Suprema.

    Allí, el administrador federal de Ingresos Públicos mostró su interés en resolver la deuda impositiva que, producto de esa cautelar, los medios asociados a Aedba –en particular el diario La Nación, que concentra más del 60%- mantienen con la AFIP.

    Desde La Nación la postura es distinta, o más bien consecuente con su accionar desde 2003: reclamar por el gasto público y evadir la responsabilidad hacia el mismo Estado que cuestiona por sus políticas de inversión pública en la última década.
    Si se suman los punitorios y las multas que perdonó la moratoria, el pasivo total de Clarín con la AFIP araña los 250 millones de pesos.
    CLARÍN TIENE $ 130 MILLONES DE DEUDA CON LA AFIP
    Clarín fue el primero de los grandes medios de comunicación del país en sumarse a la moratoria impositiva y previsional para deudores de la AFIP, que terminó la semana pasada. Para hacerlo admitió una deuda con el fisco cercana a los $ 130 millones, según revelaron a este diario fuentes oficiales. En el ente recaudador estiman que si se suman los punitorios y las multas que perdonó la moratoria, el pasivo total araña los 250 millones de pesos.

    Perfil.com
    06/09/2016

    Clarín fue el primero de los grandes medios de comunicación del país en sumarse a la moratoria impositiva y previsional para deudores de la AFIP, que terminó la semana pasada.

    Para hacerlo admitió una deuda con el fisco cercana a los $ 130 millones, según revelaron a este diario fuentes oficiales.

    En el ente recaudador estiman que si se suman los punitorios y las multas que perdonó la moratoria, el pasivo total araña los 250 millones de pesos.

    Una cuarta parte de lo que reclama el Estado a todos los medios en su conjunto.

    Aunque se presentó en la moratoria, el grupo que encabeza Ernestina Herrera de Noble sostiene que esa deuda no existe.

    Así lo argumentó incluso ante la Justicia, donde varias de las cámaras que reúnen a dueños de medios iniciaron una demanda para reclamar que se computen a cuenta de IVA los aportes patronales que pagan por sus empleados.

    El conflicto cobró actualidad por la guerra sin cuartel desatada entre el Gobierno y el holding mediático.

    Pero su origen se remonta a 2001.

    La Alianza decidió en aquel momento empezar a cobrar el IVA sobre la venta de diarios, exenta hasta entonces para fomentar el hábito en la población.

    Para compensar a las empresas en medio de la crisis, Domingo Cavallo les concedió un “plan de competitividad” que les permitía descargar de ese impuesto los aportes por sus trabajadores.

    La prerrogativa legal terminó en 2002 y Eduardo Duhalde la extendió por decreto por seis meses.

    El texto hablaba de una prórroga “transitoria” hasta que se resolviera la cuestión de fondo. Es decir, si se mantenía firme el cobro del IVA o no.

    Por eso las grandes empresas periodísticas consiguieron que la Justicia dicte varias medidas cautelares a su favor, considerando al Estado culpable de demorar esa solución, permitiéndoles seguir computando los pagos a cuenta.

    El vacío legal nunca se cubrió.

    Y ahora Clarín asegura que optó por la moratoria general para deudores impositivos como una “decisión jurídica”, para que no siga corriendo el taxímetro de la deuda, pero mantiene su pleito judicial y reclamará el reembolso de las cuotas que pague si la Justicia termina fallando a su favor.

    El Ejecutivo considera que así está admitiendo la legalidad del millonario reclamo fiscal.

    A lo que no adhirió el grupo fue al canje de esas deudas por espacios para publicidad oficial que propuso el Gobierno hace dos semanas. “Eso es inadmisible.

    Lo que quieren es garantizarse un caudal publicitario impresionante que se sumaría a su abultada pauta oficial, que superó los 650 millones sólo en la primera mitad de este año”, dicen en el holding, ante una consulta de este diario.

    Con la oferta del canje de deuda por publicidad, el Gobierno igual logró meter una cuña entre los grandes grupos mediáticos.

    El canal de televisión América, del grupo Uno Medios, que administra el empresario Daniel Vila, fue uno de los que sí lo aceptó.

    Ofrecerá un jugoso paquete de segundos de aire a cambio de los 48 millones de pesos que le reclama la AFIP.

    Vila igual milita junto a Clarín entre los principales enemigos de la nueva ley de radiodifusión.

    Ya mandó a hacer –tal como publicó este diario– un millón de pulseras de goma con la leyenda “Hasta K”.

    Fuente: http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=29194
    Según la AFIP, la deuda del empresario “en concepto de contribuciones patronales” asciende a un monto total de 528 millones de pesos.
    MACRI, EL HOMBRE DE LOS MIL MILLONES
    Se sabe del incumplimiento del canon y también de la mora por créditos del Banco Nación. Ahora se conoce también, según documentación a la que tuvo acceso exclusivo Página/12, que la AFIP le reclama a Correo Argentino una deuda de 528 millones de pesos. Esa intimación se basa en el aprovechamiento indebido de la rebaja de aportes patronales de Cavallo. En total Macri le debe 1000 millones al Estado, todo un record.

    Por Maximiliano Montenegro

    Pagina/12
    8 de octubre de 2003

    Fue un hombre record: en negocios mágicos, mujeres hermosas o vínculos con los inquilinos de la Casa Rosada (militares o políticos, daba lo mismo) siempre estuvo al tope de la lista de empresarios vernáculos.

    Hoy, Franco Macri ostenta otro record: es la persona que más dinero le debe al Estado argentino.

    En números redondos, a través de Correo Argentino, adeuda al fisco 1000 millones de pesos.

    Sí, mil millones, el doble de lo que se conocía hasta ahora oficialmente. Ayer trascendió que el juez en lo comercial Eduardo Favier Dubois rechazó el pedido formulado por Macri para extender el plazo de renegociación del pasivo de Correo Argentino con sus acreedores, con lo cual la empresa quedaría a un paso de la quiebra.

    La gran incógnita es si ésta no era en definitiva la estrategia de Macri, que dejaría así otra millonaria factura en cabeza de todos los argentinos.

    La historia puede ser dividida en partes.

    Uno. Es conocido que por la concesión de Correo Argentino Macri adeuda al Estado 408 millones de pesos por incumplimientos del canon desde septiembre de 1999.

    Dos. A esa cuenta hay que sumarle una factura algo menos conocida: 60 millones (sin contar intereses) en préstamos del Banco Nación, cuyo pago cesó hace más de 1000 días.

    Tres. Lo que hasta ahora casi nadie conoce es la multimillonaria intimación que recibió el 8 de septiembre último el Correo de Macri de parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

    Según la AFIP, la deuda del empresario “en concepto de contribuciones patronales” asciende a un monto total de 528 millones de pesos.

    Sumando uno, dos y tres, se superan los 1000 millones de pesos, lo que convierte al Estado en virtual “socio mayoritario” del empresario más famoso de la Argentina.

    En este punto, hay que volver a la intimación de la AFIP, tan reciente que todavía no fue incluida entre los acreencias de la convocatoria judicial de Correo Argentino.

    De acuerdo a las actas labradas por el organismo recaudador, el 8 de septiembre pasado, dos funcionarios de la División de Fiscalización Externa de Grandes Contribuyentes se hicieron presentes en la Av. Paseo Colón 746, PB, domicilio fiscal de Correo Argentino SA.

    Allí fueron recibidos por el “Sr. Eduardo Borda, apoderado administrativo especial” de la empresa, a quien le entregaron dos facturitas.

    Con el primer documento, los funcionarios intervinientes notificaron al apoderado del “Acta de inspección Nº 046941”, mediante la cual se determinó una deuda en concepto de “Decaimiento del Beneficio de Reducción de Contribuciones al Régimen Nacional de la Seguridad Social” por la suma de $ 164.576.117,14 (Pesos ciento sesenta y cuatro millones, quinientos setenta y seis mil, ciento diecisiete, con 14 centavos).

    La segunda nota era el “Acta de Infracción Nº 046942”, que establece una multa, de acuerdo al régimen sancionatorio vigente –al cual se allanan todos los mortales– por la suma de $ 363.871.648,68 (Pesos trescientos sesenta y tres millones, ochocientos setenta y un mil, seiscientos cuarenta y ocho, con 68 centavos).

    En total, entre deuda y multa, 528.447.765,82.

    Eduardo Borda, como apoderado de Macri, firmó la recepción de ambas actas sin que le temblara el pulso.

    El 9 de septiembre, las principales áreas de la AFIP (Recaudación y el Departamento Técnico Legal de Grandes Contribuyentes) fueron informados por la División de Fiscalización Externa de la actuación realizada el día anterior.

    La intimación de la AFIP a Macri es similar a la efectuada hace dos meses, como reveló

    Página/12, a los principales concesionarios viales -entre los que se encuentra también Macri– por una deuda de 140 millones de pesos. El organismo recaudador sostiene que el empresario se aprovechódel régimen de rebaja de aportes patronales dispuesto por Domingo Cavallo a partir de 1993.

    De acuerdo al decreto 292/95, las empresas privatizadas o concesionarias de servicios públicos sólo podían acceder al beneficio si presentaban un plan de reducción de las tarifas basado en la baja de los costos laborales, el cual debía ser aprobado por el ente regulador.

    De esa manera se buscaba que la disminución impositiva en el caso de los servicios no redundara en más utilidades para los empresarios, sino que fueran transferidas a los usuarios y consumidores.

    Sin embargo, según la AFIP, Macri no cumplimentó el requisito y rechazó los argumentos esgrimidos por el empresario en un nota previa a la intimación, del día 4 de setiembre.

    De otro modo: el empresario se aplicó unilateralmente la baja impositiva, dio las gracias a Cavallo y mejoró en cientos de millones sus ingresos.


    A nadie puede sorprenderle que, para completar la maniobra, durante el gobierno de Menem y de De la Rúa, la AFIP silbara bajito, y mirara para otro lado.

    Fuente: Nac&Pop