• Bienvenidos a nuestro espacio de noticias aqui encontraras todas las noticias mas actuales
    de interes general, politica, actualidad mundial y todas las noticias mas recientes.
    Seguinos en Facebook

    Unicef condena lo que hizo Lanata con un niño en tv


    Proceder extorsivo por parte de autoridades políticas y policiales de Lanús
    Fernanda Rivas, la madre del niño de 11 años que apareció en Periodismo Para Todos, aseguró que no autorizó la presencia de su hijo en el programa del showman Jorge Lanata y presentó una denuncia contra el canal por el uso de su imagen -que viola leyes y tratados internacionales de los derechos del niño-, y otra denuncia para que se investigue la coacción a la que fue sometido por funcionarios del gobierno de Lanús (Buenos Aires) para hacer la nota con el equipo de PPT.
    "Yo no sabía nada que mi hijo iba a parecer en el programa de Lanata. Me enteré el lunes, cuando me venía a trabajar. Me mostraron en mi casa que él había salido en la tele. Le pregunté "cómo vas a decir esas cosas". Él me dijo "pero si yo no decía eso lo van a lastimar a mi papá" (que se encuentra preso). Le dije "¿qué tiene que ver tu papá en esto?". Y él dijo que unos días antes de que pase lo de la entrevista lo agarraron a dos cuadras de mi casa, lo levantaron en un coche y le dijeron que si él no declaraba esas cosas, que era chorro, que era asesino, primero me iban a llevar presa a mí o iban a hacer que el papá quede más años preso o que lo iban a lastimar", denunció Rivas en Radio 10 (Buenos Aires).
    Este proceder extorsivo por parte de autoridades políticas y policiales de Lanús fueron complementadas por un accionar por parte del programa de televisión que viola todas las recomendaciones que hace Unicef, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.
    Para tratar la imagen de chicos en los medios de comunicación, Unicef aconseja tener en cuenta el consentimiento del niño y la autorización del adulto responsable; evaluar si la exposición no generará un daño para su vida; no mostrar el rostro si eso puede representar una amenaza para su reputación o vida íntima y proteger su identidad, entre otras indicaciones específicas para periodistas.
    "El derecho a la privacidad e intimidad familiar de las niñas, niños y adolescentes está comprendido en el artículo 10 de la Ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. Este artículo establece que éstas/os "tienen derecho a la vida privada e intimidad de y en la vida familiar" y en el artículo 22 que refiere al derecho a la dignidad y señala expresamente que no se pueden exponer, difundir o divulgar datos, informaciones o imágenes que permitan identificar, directa o indirectamente a niños, niñas y adolescentes, a través de cualquier medio de comunicación o publicación en contra de su voluntad y la de sus padres, representantes legales o responsables, cuando se lesionen su dignidad o la reputación de las niñas, niños y adolescentes o que constituyan injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada o intimidad familiar", establece Unicef en su Guía para Periodistas referida a la protección de datos al tocar temas de infancia y adolescencia.

    "En el artículo 53, el Código Civil establece de manera explícita el derecho a la imagen. Como dicta la normativa, este derecho no se limita a lo visual, sino que incluye en el concepto de imagen a "la voz de las personas". El artículo dispone la necesidad de consentimiento de las personas para captar o reproducir su imagen o su voz, salvo en excepciones vinculadas al interés público. Pero, aun en estos casos, dicta que se deben tomar "las precauciones suficientes para evitar un daño innecesario"", agrega el organismo internacional.
    "A diario se expone en los medios a chicas y chicos en estado de vulnerabilidad, en conflicto con la ley penal o en situaciones de violencia, invadiendo su intimidad y perjudicando su dignidad. A veces los medios utilizan recursos de edición como el pixelado, el desenfocado o la cobertura del área de los ojos para evitar exponer la identidad de chicos y chicas en sus coberturas periodísticas. "Estos recursos suelen ser insuficientes y, por lo tanto, inefectivos", asevera Unicef.
    "En otras ocasiones, se omiten los datos personales de un niño o niña pero se difunden informaciones que permiten deducir sus identidades, como por ejemplo la escuela a la que asisten, la calle donde viven o los nombres de sus padres o sus propios apodos. Esto conduce a la identificación indirecta del niño, niña y adolescente, y debe ser evitado también", remarca la guía.

    Fuente: Indie Politik