• Bienvenidos a nuestro espacio de noticias aqui encontraras todas las noticias mas actuales
    de interes general, politica, actualidad mundial y todas las noticias mas recientes.
    Seguinos en Facebook

    Presentan denuncias a Uribe y otros políticos por presunto fraude en plebiscito


    Los abogados Jorge Molano y Élmer Montaña denunciaron hoy al ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y a algunos de los miembros de sus partido por un presunto fraude en el plebiscito del domingo pasado, en el cual fue rechazado el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC.

    Estos juristas invocaron como prueba ante la Corte Suprema de Justicia unas polémicas revelaciones del ex senador Juan Carlos Vélez sobre la forma en que se hizo la campaña para promover el “no” en el plebiscito.

    Vélez, que fue gerente de la campaña del Centro Democrático, el partido de derecha radical que lidera Uribe, admitió en una entrevista que la estrategia de los defensores del rechazo del pacto con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) se basó en tergiversaciones y en fomentar la indignación.

    “Las afirmaciones hechas por el gerente de la campaña del Centro Democrático de que hubo mentiras hacia el elector evidencia que existió un fraude”, aseguró Molano.

    El jurista agregó que Uribe estaría involucrado en el fraude a juzgar por un mensaje que escribió en Twitter tras las declaraciones de su copartidario.

    “El Twitter que remitió el senador Álvaro Uribe donde llama a la prudencia y a ocultar las comunicaciones al interior del partido permite concluir que conocía de estas maniobras fraudulentas”, dijo el abogado.

    Según Molano, el Centro Democrático hizo “una campaña sistemática de mentiras, de engaños, tendientes a generar miedo, zozobra e incertidumbre a los colombianos, que lograron que finalmente se llevara al fraude que se cometió”.

    Por su parte, el abogado Montaña elevó la denuncia penal no solo contra Uribe, sino también contra otros dirigentes del Centro Democrático como Paloma Valencia, María Fernanda Cabal, José Obdulio Gaviria y Alfredo Rangel, quienes participaron en la campaña a favor del “no”.

    En declaraciones al diario “La República”, Vélez dijo que la campaña contra el acuerdo de paz “fue la más barata y efectiva de la historia”, reveló los nombres de las empresas que la financiaron y admitió que ni los propios promotores del “no” esperaban la victoria.

    Según Vélez, la estrategia incluyó un fuerte uso de las redes sociales para no explicar el real contenido de los acuerdos y en lugar de ello fomentar la indignación.

    “Unos estrategas de Panamá y Brasil nos dijeron que la estrategia era dejar de explicar los acuerdos para centrar el mensaje en la indignación”, dijo Vélez.

    Interrogado sobre cuál fue el mensaje que difundió la campaña por el “no”, Vélez respondió: “La indignación. Estábamos buscando que la gente saliera a votar ‘verraca’ (enojada)”.

    Asimismo, el político admitió que la campaña que dirigió incurrió en tergiversaciones del acuerdo de paz.

    “La República” le preguntó: “¿Por qué tergiversaron mensajes para hacer campaña?”, a lo que Vélez contestó: “Fue lo mismo que hicieron los del ‘sí’”.

    Vélez dijo que los promotores del “no” usaron al máximo las redes sociales, lo cual facilitó la propagación de mensajes en contra del acuerdo, que buscaba poner punto final a 52 años de confrontación armada y ahora está suspendido por el resultado del plebiscito.

    El político, que puso su retiro a consideración de las directivos del Centro Democrático por sus declaraciones, relató que la campaña en la radio se realizó en función de los estratos socioeconómicos. En el caso de las clases más deprimidas, la campaña apuntaba a que el Gobierno tenía planes de eliminar los subsidios para financiar el posconflicto.

    Las revelaciones de Vélez no cayeron bien en las directivas del Centro Democrático, que aseguran que desde un comienzo se opusieron al acuerdo de paz “exponiendo argumentos”.

    Uribe escribió un mensaje en Twitter en el cual señaló: “Hacen daño los compañeros que no cuidan las comunicaciones”.

    El acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, negociado durante casi cuatro años en Cuba, fue rechazado en el plebiscito con el 50,21 por ciento de los votos, frente a un 49,78 que se pronunció a favor de su implementación.

    La campaña a favor de la refrendación del acuerdo con las FARC ha señalado que los opositores difundieron “mentiras”.

    Algunas de esas afirmaciones indicaban que los guerrilleros recibirían grandes sumas de dinero, mientras que en las clases populares circulaba el rumor de que si se votaba por el “sí” lo que en realidad ocurriría era que las FARC llegarían al poder con su máximo líder, Rodrigo Londoño, como presidente.

    Miembros de iglesias cristianas han señalado que el día anterior al plebiscito varios pastores pidieron en sus oficios que se votara por el “no”, porque el acuerdo promovía las relaciones homosexuales, pues en un punto del pacto se decía que se debe respetar la diversidad sexual y que no deben ser tolerados los ataques contra la comunidad LGTBI.

    Fuente: Cuba Debate